Entrevista a Blue Jeans: “El público adolescente es el más exigente que existe y hay que intentar llegar a él para que cojan la lectura como costumbre”

Blue JeansNo sonrías que me enamoro, la novela que centrará el encuentro que mantendrá Blue Jeans con los jóvenes azudenses los días 9 y 10 de abril, es la segunda entrega de la trilogía El club de los incomprendidos, una saga en la que el autor indaga sobre cuestiones actuales y temas de interés como el acoso escolar, la homosexualidad, las relaciones de amor y amistad, el suicidio o la muerte de un progenitor.

  • Bajo la apariencia de una novela amena, tremendamente ágil y centrada en las relaciones de un grupo de amigos, usted soterra muchos temas de interés que pueden dar pie a la reflexión y a que los jóvenes empiecen a formar su propia opinión sobre ellos o comiencen a preocuparse por ese tipo de cuestiones. Es lo que ocurre, por ejemplo, en esta trilogía con la enfermedad mental. ¿Por qué quiso hablar de un tema tan espinoso en un libro para jóvenes?
  • No hay ninguna razón especial. La historia me pedía algo así y simplemente me dejé llevar. La propia novela y los personajes son los que van marcando el camino que debo trazar.
  • Otro de esos temas sería el de la muerte, con una doble vertiente: el suicidio y el fallecimiento de un progenitor. ¿Protegemos demasiado a los niños y a los jóvenes respecto a asuntos como estos?
  • No es un tema sencillo para hablar con un niño o con un adolescente. Si a los que ya somos adultos nos cuesta tratarlo, a un crío todo eso le viene demasiado pronto y la mayoría no lo entendería. Hay una edad para todo, aunque también depende de la madurez de la persona y de las circunstancias que haya vivido. En mis libros todos los temas complicados están tratados con mucho respeto y cariño. E intentado no pasarme ni tampoco quedarme corto.
  • Y hay un asunto que subyace en la trama de El club de los incomprendidos: el rechazo, el sentirse diferente, la discriminación y, en el más extremo de los casos, el bullying o acoso escolar o a través de las redes sociales. ¿Hay que plantarle cara desde todos los frentes posibles?
  • Creo que sí. Que profesores, padres, los propios chicos… deben ser conscientes de que estas cosas pasan y que hay que intentar poner remedio. A veces no es sencillo detectar que esto está sucediendo por el silencio del afectado, pero si existen síntomas o indicios de que ocurre hay que actuar rápidamente.
  • Usted trata con naturalidad el tema de las relaciones sexuales: sabe en qué mundo vivimos y refleja la realidad de los jóvenes de hoy en día sin la carga del moralismo o de pecado de épocas pasadas. Las parejas de sus novelas disfrutan del sexo, suponemos que con responsabilidad y tomando todo tipo de precauciones, y lo asumen con normalidad, sin grandes aspavientos, ni dudas, ni remordimientos. ¿Es esta naturalidad la forma más saludable de abordar el sexo entre jóvenes?
  • En mi opinión, sí. Creo que la naturalidad y el no considerar el tema sexo como algo tabú es la forma de tratarlo. Siempre dentro de unos límites y teniendo en cuenta que son novelas que lee gente muy jovencita. Como he dicho antes trato de no pasarme pero tampoco quedarme corto.
  • Hablando de sexo, en esta trilogía usted introduce el tema de la homosexualidad, en este caso, femenina. ¿Quedan demasiados tabúes aún por superar respecto a la sexualidad de cada uno?
  • Cada vez menos, pero existen. Todavía nos quedamos mirando a dos chicas que van de la mano o se besan en público. Espero que con el tiempo se vea como algo natural y que, el que se quieran dos personas del mismo sexo, no se considere algo extraño.
  • Pero no solo es natural la visión del sexo que usted ofrece, también la de la vivencia del amor de pareja. En este sentido, usted elige un modelo de pareja muy igualitario, alejado de la idea de posesión del otro que propugnan otros modelos de amor romántico (aunque sí habla en varias ocasiones de celos), maduro y muy acorde con los tiempos en los que vivimos. Raúl, uno de los personajes de la trilogía, lo expresa a la perfección: “Cuando tienes pareja hay que hacer ciertos sacrificios. Eso no quiere decir que te limites o que limites al otro. Ni tampoco que siempre hagas o dejes de hacer lo que el otro quiera o te diga. Pero yo pienso que para que una relación funcione hay que intentar que la otra persona sea lo más feliz posible sin que ninguno de los dos pierda su propia personalidad”. ¿Es esta la forma más sana de quererse?

no-sonrias-que-me-enamoro_9788408035503

  • El equilibrio y la igualdad deben existir en todas las facetas de una vida en pareja. Es dar y recibir. De todas maneras en mis libros hay de todo y varias maneras de considerar el amor. No todo es tan sencillo en la vida real.
  • De igual modo, los modelos femeninos que usted lleva al papel tampoco soportan la carga que las mujeres han llevado a las espaldas durante décadas: si das el primer paso eres una buscona, si le pides salir a un chico eres poco menos que una prostituta, si disfrutas del sexo sin estar ligado al amor… ya ni te cuento. ¿Los tiempos han cambiado? ¿O deberían hacerlo más?
  • Los tiempos han cambiado pero todavía hay gente que piensa de esa forma. Es un tema de educación y que no sé si tiene solución a corto plazo. Las chicas de mis libros son tratadas desde la igualdad. Aunque hay que diferenciar la historia, los personajes… y lo que piensa su autor.
  • Muchos de los personajes de sus obras tienen una visión de la vida muy romántica, muy libre, muy imaginativa. Le ocurría a Alex, de Canciones para Paula, y aquí, a ese Raúl que busca en las columnas de la Plaza Mayor el perdón de Valeria (entre otros toques de locura romántica, en este sentido, de la vida). ¿Tienen mucho de usted este tipo de personajes?
  • Pues unos más que otros. Los chicos de CPP tenían más cosas mías. En el Club de los Incomprendidos me he separado un poco más de los personajes y de lo que viven. Aunque evidentemente no puedo evitar escribir ciertas vivencias personales o introducir características de mi vida personal. ¿Cuáles? Eso me lo reservo para mí.
  • En sus obras introduce también muchas de las cosas que usted ve, escucha o vive, como es el caso del rapero del metro de esta trilogía, César. ¿Es la realidad una fuente inagotable de inspiración?
  • Claro. En la vida real es donde están las mejores historias. Pero es importante que el lector sepa que, aunque se pueda sentir identificado con un personaje o con una circunstancia, no dejan de ser libros y pertenecen a la ficción.
  • Y, al mismo tiempo, ¿el lector percibe esos jirones de realidad que se cuelan en la ficción como algo que le aproximan a la novela, que la hacen cercana y verosímil?
  • Son novelas actuales y de cosas que pasan hoy en día. Es normal que eso ocurra y que los chicos que las lean piensen de esa forma. Pero insisto en que son historias que parten desde la imaginación de una persona no de la realidad más pura.
  • ¿Puede ser la conjunción de su estilo literario (fresco, directo, ágil, con párrafos cortos y mucho diálogo) y la introducción de este tipo de temas más serios y más realistas en tramas relacionadas con la amistad y las relaciones sentimentales la clave de su éxito?
  • Puede ser, aunque depende de cada lector. A unos les ha llamado la atención la historia por una cosa y a otros por otra. Es difícil saber donde están las razones para saber qué se ha hecho tan bien para que todo esto funcione.
  • Un éxito que ha sido apabullante. Usted empezó a escribir en internet sin imaginar lo que vendría después. ¿Cómo ha vivido el cambio? ¿Cómo se vive sintiendo el cariño de tantos chicos y chicas que le siguen en las redes sociales, que intercambian opiniones con usted, que le cuentan experiencias a través del correo electrónico y que se vuelcan en cada una de sus presentaciones y actos públicos?
  • Ha sido un cambio total en mi vida. Es increíble que todo esto haya pasado. Lo llevo con alegría, con enorme felicidad. Por fin he encontrado mi camino en la vida y eso es impagable. También con responsabilidad porque ahora se me juzgará por todo. Les estoy muy agradecido a todos los lectores porque gracias a ellos estoy viviendo un sueño cumplido. Me siento muy apoyado y querido. Y también trato de mantener la calma y los pies en el suelo, no se me puede ir la cabeza. Sé que todavía tengo muchísimo que aprender y que mejorar.incomprendido
  • ¿Y qué le cuentan todos estos jóvenes? Desde fuera, da la impresión de que usted sabe cómo meterse en sus pieles, cómo hablarles de los temas que les interesan, cómo rodear sus novelas del contexto cultural, social y educativo que ellos viven cada día… ¿lo viven ellos también así? ¿Se sienten identificados con lo que les cuenta en sus novelas?
  • En las firmas y en las redes sociales me cuentan de todo. Hablan de lo que les han parecido los libros, lo que harían ellos, qué personajes les gustan… y también me hablan de sus vidas: los problemas que tienen, si les gusta leer, amores… Hay buena sintonía entre ellos y yo. Creo que los chicos me ven como alguien cercano a quien pueden contarle sus propias historias. Quizá porque los personajes de mis libros son el reflejo de su propia personalidad o porque alguna vez se han sentido como ellos.
  • ¿Y cómo lo consigue?
  • Todo lo que se ha conseguido es con honestidad, naturalidad y cercanía. Esta aventura es de todos y que ellos se sientan parte de la historia es muy importante.
  • Este grandísimo éxito de público ha tenido su respaldo con la concesión del Premio Cervantes Chico. ¿Qué ha supuesto para usted ganar este galardón?
  • Sobre todo un gran honor. Solo hay que mirar la lista de premiados para estar impresionado. Recibirlo fue un gran placer y le estoy muy agradecido a la ciudad de Alcalá de Henares por el trato que me dio.
  • Usted es uno de los referentes de la literatura juvenil actual. ¿Cómo anda de salud este tipo de literatura destinada a un público tan concreto, a ese público que camino hacia la madurez, personal, pero también literaria?
  • Hay muy buenos autores de literatura juvenil en España: Laura Gallego es un referente para todos, o Jordi Sierra i Fabra, Santiago García Clairaq, Elvira Lindo… y autores que se están abriendo paso con grandes novelas juveniles como Anabel Botella, Carlos García Miranda, Sandra Andrés Belenguer, Javier Ruescas, Antonio Martín Morales, Javier Martínez, David Lozano… muchos más. El público adolescente es el más exigente que existe y hay que intentar llegar a él para que cojan la lectura como costumbre. Creo que poquito a poco entre todos lo podemos lograr.

BLUE JEANS MANTENDRÁ VARIOS ENCUENTROS CON JÓVENES LECTORES, CONCERTADOS CON LOS IES DE LA LOCALIDAD, LOS DÍAS 9 Y 10 DE ABRIL

Anuncios

Un pensamiento en “Entrevista a Blue Jeans: “El público adolescente es el más exigente que existe y hay que intentar llegar a él para que cojan la lectura como costumbre”

  1. Pingback: Encuentro con Blue Jeans: “Todo se puede conseguir si lo quieres y te esfuerzas” | LecturArte Azuqueca. Cuaderno de viaje

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s