Encuentro con Javier Ruescas: “Siempre que acabo una trilogía juro no escribir más pero al final… Ahora estoy con otras dos”

 DSC_0005Muchas veces, cuando uno lee un libro, trata de imaginarse cómo pudo el autor idear esa trama, armar esos personajes, construir esos escenarios y encontrar el tono adecuado al mensaje que quería lanzar al mundo. Y hay veces en las que un lector puede descubrir esa parte oculta del argumento, esa historia de la historia, gracias a encuentros con autores como el que el pasado martes protagonizó Javier Ruescas en Azuqueca.

Frente a dos grupos diferentes de alumnos de los institutos de Educación Secundaria de la localidad, uno de los principales autores de literatura juvenil de España desveló cómo concibió y desarrolló Play, la primera parte de la trilogía protagonizada por Leo y Aaron.

IMG_20140408_111929 (2)

Eva Ortiz, directora de la Biblioteca, presentó a Javier Ruescas en ambos encuentros

Así, Ruescas explicó que Play surgió tras su experiencia trabajando en el mundo del cine. A raíz de estudiar periodismo trabajó en una productora en la época en la que se estaba rodando una de las películas de la saga Crepúsculo. Allí vio la cara menos conocida de la fama: “en el cine o en la literatura siempre se muestra o la parte de cuento de hadas o la de las drogas, no la perspectiva de los protagonistas controlados, asediados por los fans, asesorados en todo… Me quedé fascinado y aterrado por todo lo que vi con los protagonistas de Crepúsculo y se me ocurrió inventar una historia aunque, en vez de situarla en el mundo del cine, quería ubicarla en el universo de la música, que parece más accesible para cualquiera: cualquiera puede tener talento y colgar sus videos en YouTube, como hacen los protagonistas de la novela. Una película tarda un montón de tiempo en hacerse, interviene mucha más gente… No es lo mismo. Y también quería darle un enfoque más realista, no tan idealista como los que muestran solo las luces de la fama ni tan pesimista como las historias sobre drogas y demás. Lo que me apetecía era explorar la perspectiva de los artistas hasta cierto punto prefabricados”.

IMG_20140408_120424

El primer encuentro tuvo lugar en la Sala de Conferencias de la Casa de Cultura

Tras hablar del origen de la historia, Ruescas ahondó en lo que más complicado le resultó de la trama y los personajes. “Yo siempre había escrito en tercera persona, era la primera vez que lo hacía en primera y, al principio, me costó porque quería diferenciar bien las voces de cada uno y que el lector los reconociera. Era el mayor reto de Play. Luego, en las dos entregas siguientes ya los conocía tanto que no tenía que hacer el esfuerzo”, explicó y continuó señalando que cuando comenzó a escribir, el personaje de Leo era el que más fácil le pareció de desarrollar porque “es el que menos filtro tiene, a la hora de pensar soy más Leo. Aaron es menos impulsivo, más pausado, y me costaba meterme en su cabeza pero también es verdad que tengo más conexión con él a nivel artístico porque los dos tratamos de expresar lo que sentimos a través de arte. Sin embargo, a medida que fui escribiendo el resto de los libros, me empezó a costar más Leo, porque los dos van evolucionando y Leo se va haciendo más Aaron. Y Aaron, más Leo”.

Por cierto que, tal y como confesó en sus encuentros en Azuqueca, Ruescas no tenía muy claro, cuando comenzó a escribir, cuál sería la relación entre los protagonistas. Ni siquiera estaba seguro de que fueran dos chicos, “pero escuchando una canción se me vino una escena de dos chicos que estaban teniendo una bronca monumental pero que en el fondo se querían muchísimo y eso solo pasa entre hermanos. Y ahí lo vi claro”, explicó el autor.

1396951116690Lo que sí tuvo claro desde el principio es el final de la trilogía. Bueno, lo tuvo claro… una vez que recibió el visto bueno para que fueran tres libros. Ruescas escribió Play y lo entregó a la editorial pero sentía que allí había más historia: “en la primera versión había otro final, mas inocente, no había repercusiones, pero yo sabía que había más chicha, había más que contar”. Así que propuso continuar la historia, pese a que “es difícil para una editorial publicar una trilogía, porque puede resultar que el primer libro no funcione y entonces… ¿qué pasa con los demás? Es muy arriesgado”. A pesar de ello, Ruescas tiene tendencia a prolongar sus historias durante más de un libro: los Cuentos de Bereth (“en los que le doy una vuelta a los cuentos de toda la vida”) conforman una trilogía y Play, Show y Live, también. Sin embargo, “siempre que acabo una trilogía juro no escribir más pero, al final, Play fue otra trilogía y ahora estoy con otras dos. Es que les cojo cariño… y tengo que escribir más”, confesaba Javier Ruescas.

Al hilo de una pregunta de los asistentes, Javier Ruescas dio cuenta de la cantidad de cosas de sí mismo y de sus amigos que hay en sus libros, empezando por la elección de Nueva York como uno de los escenarios de Play: “Nueva York es una ciudad que no vas conociendo, sino reconociendo. Cuando vas por primera vez, vas viendo con tus propios ojos todo lo que has visto mil veces en el cine o en la televisión. En Play quise hacer un homenaje a las veces que he vivido allí y a la gente que he conocido”.

DSC_0007

El segundo encuentro se celebró en el salón de actos de la Casa de la Cultura

Y un objeto tan significativo dentro de la historia como la bola 8 de Leo también tiene su explicación en la vida real: “Coincidí en la promoción de nuestros libros con Tonya Hurley, la autora de Ghostgirl, y, en un momento de descanso, nos fuimos a dar una vuelta, entramos en una tienda y vida una bola 8. La cogí, me llamó la atención… pero la dejé, no la compré. El caso es que al cabo del tiempo ella me la regaló, y de ahí la presencia de la bola en el libro y su apodo”.

Además, explicó “la trilogía tiene mucho de mí. Me reconozco mucho en los dos personajes centrales y para los secundarios he sacado características o manías de algunos amigos y también cosas que he vivido y hemos vivido juntos. Son pequeños homenajes aunque es verdad que se ven detalles pero ninguno podría identificarse totalmente con ninguno de los personajes. Además, es que yo no los veo como personajes; dentro de mi cabeza son personas independientes, no los podría identificar ni conmigo ni con ninguno de mis amigos”.

Y hablando de amigos, Ruescas contó a los jóvenes cómo va colaborando con algunos de ellos, a vDSC_0002eces de forma premeditada pero, en ocasiones, también de manera espontánea, para poner en marcha diferentes proyectos relacionados con sus libros. Así, explicó que las portadas de Play, Show y Live las realizó su amiga Lola Rodríguez a partir de unas fotos que se hizo el propio Ruescas con su pandilla. O cómo su amiga Sofía Rey comenzó a componer algunas de las canciones creadas por Aaron en los libros, lo que dio lugar a un disco que ya se puede adquirir. Estas canciones también pueden escucharse en el canal Play Serafin de YouTube, en Spotify y en la propia página de la novela: www.playlanovela.com.

Y es que la música es fundamental en esta trilogía y no solo porque Aaron y Leo pretendan vivir de ella. Cada capítulo está encabezado por un fragmento de una canción diferente, citas con las que Ruescas pretendía que los lectores supieran “qué música me acompaña a la hora de escribir, qué canción inspiró cada capítulo o qué escuchaba mientras lo escribía”.

La trilogía compuesta por Play, Show y Live ya está cerrada pero Javier Ruescas continúa trabajando en nuevos proyectos. “Ahora mismo estoy trabajando en una tetralogía ambientada en el mundo circense en la que llevo pensando mucho tiempo. Estoy escribiendo ahora el segundo libro, pero es complicado porque tienes que crear todo un universo para la saga. También estoy preparando otra trilogía para el año que viene, coescrita en este caso, sobre un mundo post apocalíptico y coordinando un libro con otra mucha gente”, adelantaba.

Sobre la experiencia de escribir con otro autor, Ruescas explicó que le encantó la experiencia vivida con Francesc Miralles en la redacción de PulsacionDSC_0018es, un libro muy original que “está funcionando muy bien”. Y sobre su propia manera de enfrentarse al folio en blanco, el autor contó que no me cuesta mucho escribir: “un libro me lleva de 4 a 6 meses. Lo más difícil es obligarse a escribir. Hay que tener cierta disciplina. Por ejemplo, hoy sabía que tenía que venir a Azuqueca y pasar la mañana aquí, con vosotros, y me he levantado un poco antes para escribir algo antes de venir. Ahora escribir es mi trabajo y hay que tomárselo en serio. Además, quiero estar orgulloso de lo que escribo y de que lean lo que escribo. Antes era más permisivo conmigo mismo, ahora escribo y reescribo y cambio… ahora la corrección es la parte que más miedo me da de todo el proceso de elaboración de una novela”.

DSC_0003Aquel niño que empezó escribiendo “parecido a Manolito Gafotas, porque era lo que leía entonces, y con un protagonista llamado Javier… ¡qué original!”, que gastaba el dinero en fotocopias de sus obras para enviarlas a unas editoriales que siempre contestaban que no es ahora uno de los principales autores de literatura juvenil. “Ahora mismo es más fácil publicar para mí, porque ya llevo unos cuantos libros y las editoriales y los lectores ya me conocen pero también porque me muevo mucho, me vendo como autor en las redes sociales, en mi página web, en el canal de YouTube… Me encanta y eso también me da más respaldo en las editoriales”, explicaba. Un autor que no solo escribe sino que también aconseja a los demás sobre cómo hacerlo: empezó en su canal de YouTube, dando pequeños consejos a quienes le preguntaban cómo escribir, pero ya ha llegado hasta la Escuela de Escritores de Madrid, donde impartirá un curso sobre creación de personajes a finales de este mes y principios de mayo. Y que continúe creciendo.

IMG_20140408_121659

Al finalizar ambos encuentros, Javier Ruescas firmó libros a quienes trajeron su ejemplar

IMG_20140408_121733

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s