Raúl Vacas incita a escribir reflexionando sobre la vida y la muerte

taller raul 004    “Escribir es un trabajo de minero de uno mismo”. Con esta cita de José Luis Sampedro comenzó Raúl Vacas su taller “De cuerpo presente (el arte de ver)” en el que invitó a los asistentes a reflexionar sobre la vida y sobre la muerte como materia vital sobre la que construir sus creaciones literarias. Pero antes de abrir la boca para presentarse, Vacas ya se había metido al público en el bolsillo o, por lo menos, había excitado su curiosidad y su imaginación. No era para menos. Esto fue lo primero que se encontraron al llegar:

1

Vacas convirtió, así, la sala de conferencias de la Casa de la Cultura de Azuqueca en un estudiado escenario de un crimen en el que las pistas eran poemas visuales y la autopsia desveló no tanto la causa de la muerte como, tal vez, la razón de vivir de la víctima. Y es que, al final, una autopsia y una obra literaria tienen más en común de lo que parece: ambas indagan en sentimientos, vivencias, personalidades y sucesos para extraer una verdad, ya sea la verdad de la vida o la de la muerte.

“La poesía nos ayuda y nos salva, nos vuelve sensibles a lo que ocurre”, explicó Vacas en su taller al tiempo que defendía la función de espejo que tanto la literatura en general como la poesía en particular ejercen respecto al ser humano y la sociedad en la que vive.

Vacas invitó a los asistentes a reflexionar sobre la muerte, tema no precisamente bienvenido en nuestra cultura, esquivado las más de las veces, pero tan natural como la vida misma; y fue proponiendo distintos ejercicios de escritura creativa para romper el miedo al folio en blanco y lanzarse a escribir, a crear, a ver el mundo con ojos diferentes. Ejercicios tan sugerentes como este:

IMG_20140422_174756

Azuzados por una imagen tan impactante como esta los asistentes tuvieron que imaginar qué podríamos encontrar en el cerebro de un poeta si lo diseccionáramos en una autopsia. ¿Un grano de maíz y un puñado de palomitas?

Raúl Vacas se puso los guantes de látex para diseccionar cadáveres llenos de poesía y para demostrar, una vez más, que no se puede separar la literatura de la vida.

2

taller raul 006 taller raul 003 taller raul 0083

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s